spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Plantas industriales que racionalizan recursos y disminuyen la contaminación

spot_img

En su compromiso con el medio ambiente, «PF Alimentos» ha implementado iniciativas, tales como paneles solares, una caldera a biomasa (la más grande del país), un aerocondensador evaporativo y un lombrifiltro, con el fin de ahorrar energía y reducir la emisión de olores y contaminantes que puedan afectar el entorno.

La tecnología permite incorporar en la industria los más modernos procesos productivos. Sin embargo, es importante que esta actualización permanente, vaya de la mano con el compromiso medioambiental y la optimización de recursos. En esta línea, «PF Alimentos» ha trabajado en la incorporación de paneles solares, la caldera a biomasa más grande de Chile, un aerocondensador evaporativo y un lombrifiltro en sus dependencias, medidas enmarcadas en su política de Inocuidad, Calidad y Medio Ambiente, que tiene la empresa hace muchos años.

Paneles solares y caldera a biomasa

Uno de los primeros pasos en su línea de producción sustentable, fue la instalación de 125 paneles solares en dos de sus plantas industriales, 50 unidades en la Planta 1 y otras 75 en la Planta 2; ambas, ubicadas en la ciudad de Talca al igual que todo su complejo industrial en la carretera. Cada panel posee 30 tubos que captan la energía solar (radiación) y calientan el agua, la que se acumula en un estanque pulmón y se distribuye hacia los puntos de consumo de la planta (casino, lavaplatos, duchas y procesos térmicos), permitiendo ahorrar energía y trayendo beneficio en términos de emisiones de contaminantes, pues permiten ahorrar un 30% de consumo de combustible fósil.

Otro de los avances fue poner en funcionamiento, en la Planta 4 -de pizzas y jamones- una caldera a biomasa, que ocupa este combustible “neutro”, proveniente de los residuos de madera, como aserrín o pelets. “Emite un CO2 igual al que los vegetales capturan en el ambiente y con ello, disminuye el consumo de combustible fósil como el petróleo, cuyos compuestos nitrogenados y azufre, resultan altamente dañinos para la salud”, explica el gerente de Marketing de «PF Alimentos», Sergio Barrientos Cruz.

Aerocondensador evaporativo y lombrifiltro

El ejecutivo afirma que este primer trimestre de 2013 ha habido dos nuevos pasos importantes: la operatividad de un aerocondensador evaporativo y de un lombrifiltro, iniciativas que implicaron una inversión de 108 millones de pesos y 455 millones de pesos, respectivamente. El primero, funciona desde febrero y “extrae los gases que se generan en el proceso de elaboración de empanizados de la Planta de Elaborados Cárnicos, enfriándolos y condensándolos por intercambio térmico indirecto con aire y agua a temperaturas ambiente.

Los gases (vapores) que se producen en el proceso de freído en la línea de producción, son condensados y descargados -en estado líquido- al sistema de tratamiento de Riles, con lo que se disminuye en más de un 80% la emisión de los olores (gases) generados en el proceso, mitigando de forma drástica y voluntaria nuestras ya bajas emisiones odorantes al medio ambiente”, precisa.

A su vez, en marzo de este año, se sumó al Sistema de Residuos Industriales Líquidos Orgánicos (Riles), el Lombrifiltro. Corresponde, básicamente, a un sistema conformado por distintos estratos filtrantes inertes y orgánicos, los que, en este caso, se complementan con un sistema de pre-tratamiento del efluente que se compone de un filtro rotatorio y una unidad de flotación mediante aire disuelto. En el estrato superior del Lombrifiltro se encuentra una gran cantidad de lombrices y microorganismos encargados de efectuar la degradación de la materia orgánica presente en los Riles.

Este sistema “es un ejemplo más del compromiso voluntario que PF Alimentos tiene con la reducción de las concentraciones de emisiones de residuos líquidos al medio ambiente y permite reducir en más de un 70% las emisiones de carga orgánica que actualmente se descargan a la red domiciliaria de alcantarillado”, justifica el ejecutivo.

Cabe mencionar que esto se realiza con un reducido consumo energético, en comparación a otros sistemas de tratamiento que alcanzan las mismas eficiencias de reducción, pero con consumos energéticos mayores. Funciona en base a un regadío que tiene viruta de madera y que sirve de filtro, donde se crean los microorganismos que purifican el agua; las lombrices son degradadoras y forman surcos que airean el sistema.

Nuevos proyectos sustentables

De manera responsable y permanente –siendo consecuente con su Política de Calidad y Medio Ambiente- PF Alimentos previene la contaminación haciendo uso racional de los recursos hídricos y eléctricos, que son clave para sus procesos. En esta línea, y luego de una etapa de evaluación y diagnóstico que se extendió por unos seis meses con la colaboración de las gerencias de Producción, Calidad y Operaciones, la empresa de ingeniería Greening entregó los resultados de una evaluación al uso que PF da al agua en sus instalaciones industriales.

Los resultados de este trabajo “nos mostraron importantes oportunidades en las que podemos esforzarnos por mejorar la eficiencia de nuestro desempeño hídrico y en particular, hacer más eficiente el uso del recurso agua, para así disminuir las descargas de efluentes líquidos y, de paso, reducir los impactos ambientales que esto genera en los recursos de nuestra región. La auditoría de procesos realizada, nos permitió desarrollar un mapa de generación de riles que nos mostró los procesos y equipos en los que deberíamos priorizar nuestro trabajo de mejora”, explica Barrientos.

Se encuentra en tramitación el permiso de construcción de una nueva Planta de RILes para la Planta de Salames y Longanizas (Planta 2). “Esperamos que durante este segundo semestre podamos tener diseñada la estrategia de eficiencia energética de la compañía, así como el diagnóstico inicial de todas nuestras instalaciones productivas”, dice el ejecutivo.

Finalmente, la gerencia de Ingeniería se encuentra evaluando una serie de iniciativas de sustentabilidad que se espera implementar en el futuro cercano, medidas que van desde sistemas de iluminación eficientes para las plantas productivas, generación de energía eléctrica mediante paneles fotovoltaicos y procesos de tratamiento de residuos de tecnología avanzada, los que podrán ser implementados dependiendo de la factibilidad técnico-económica que se obtenga de cada una de estas iniciativas.

 

 

Fuente: Allpress

 

 

spot_img

MÁS NOTICIAS

spot_img