spot_img
spot_img
spot_img

Sistema de salud

Por Naldy Febré V. Directora Magíster en Gestión de riesgos, seguridad y salud en el trabajo U. Andrés Bello.

spot_img

El Día Mundial de la Salud se conmemora cada 7 de abril, permitiendo la oportunidad de reflexionar sobre la situación de salud a nivel global y nacional. Este año, la Organización Mundial de la Salud, propuso el lema: “Salud para todos: protegiendo la salud universal”.

A pesar de los esfuerzos del Estado chileno para avanzar hacia una cobertura de salud universal, aún persisten desafíos importantes como las desigualdades en el acceso a la salud; Financiamiento insuficiente; Escasez de médicos y otros profesionales; Sistema de salud fragmentado; Vulnerabilidad frente a emergencias sanitarias, entre otras.

Otro gran desafío a nivel local y mundial es reconocer la necesidad de una política pública de Salud Humanizada, esta se centra en tratar a los pacientes como seres humanos completos, considerando sus necesidades emocionales, sociales y espirituales, además de las físicas. Esta busca promover la dignidad, la empatía y el respeto en la atención sanitaria, fortaleciendo la relación entre pacientes y profesionales de la salud.  La salud humanizada, aboga por un acceso equitativo a la atención en salud, además de abordar las desigualdades socioeconómicas y promover políticas que beneficien a toda la población. Reconocer el papel de la salud humanizada en la promoción del bienestar integral de las personas es relevante, pues al adoptar un enfoque centrado en el paciente y sus necesidades individuales, podemos avanzar hacia un sistema de salud más inclusivo, compasivo y efectivo para todos.

Nuestro país debe reafirmar su compromiso, trabajando en construir un sistema de salud humanizado, más equitativo, accesible y centrado en las necesidades de las personas, con el objetivo de construir un futuro más saludable y próspero para los ciudadanos de nuestro país.

spot_img

MÁS NOTICIAS

spot_img