spot_img

Jardín infantil de Paillaco ganó Fondo de Protección Ambiental

El centro de familias del jardín infantil Raíces de mi Pueblo de la comuna de Paillaco se adjudicó seis millones de pesos para materializar el proyecto “Cuidando las Raíces de mi Pueblo” que busca promover la valoración, conservación y regeneración de los bosques nativos y su biodiversidad en la comuna de Paillaco a través de actividades de educación ambiental y la implementación de un vivero comunitario de especies nativas.

spot_img

El proyecto presentado en octubre de 2022 al Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio de Medioambiente contará con una serie de actividades que serán financiadas con estos recursos, potenciando así la educación ambiental desde la primera infancia.

Desde la Seremi de Medioambiente valoraron esta adjudicación que va en directo beneficio de la comunidad educativa del jardín JUNJI, siendo el proyecto mejor evaluado a nivel regional.
“La entrega de estos recursos viene a contribuir al fomento la gestión ambiental en Establecimientos Educacionales, generando hábitos y conductas sustentables e incorporando actividades de educación ambiental que favorezcan a toda la comunidad logrando que el establecimiento sea reconocido como un espacio de aprendizaje integral para la comunidad educativa, y un referente ambiental para el fortalecimiento de la gestión local”, explicó Alberto Tacón, seremi de Medioambiente.

Jonás Marcelo, presidente del centro de familia de la unidad educativa, explica que las iniciativas abarcarán actividades de capacitación a funcionarias, implementación de espacios de aprendizaje y la implementación de vivero comunitario en el jardín infantil «Raíces de mi Pueblo».

“Buscamos promover la valoración, conservación y regeneración de los bosques nativos y su biodiversidad en la comuna de Paillaco. Para ello, el proyecto también contempla actividades abiertas a la comunidad Paillaquina, tales como la Feria por la biodiversidad y la conservación, y el seminario Educación en la naturaleza.

En este proceso también se potenciará la participación comunitaria. “Todas las iniciativas de actividades tendrán difusión y adicionalmente generaremos cápsulas radiales, audiovisuales y notas en páginas web para poder llegar a la mayor cantidad de personas posibles. La idea es involucrar a los niños y niñas desde la primera infancia, hasta la comunidad en general e ir generando hábitos y conciencia para el cuidado de nuestra madre tierra”, señaló.
Marianne Miller, directora regional (s) de JUNJI destacó el rol activo de las familias en el proceso educativo de niñas y niñas.

“Es importante destacar esta iniciativa no solo por la obtención del fondo, si no también por el trabajo realizado por las familias y su motivación por conseguir beneficios que refuercen la educación de sus hijos e hijas. En JUNJI trabajamos para que el rol de las familias sea protagónico y se configuren como el primer educador generando una acción colaborativa con los equipos pedagógicos”.

spot_img

MÁS NOTICIAS

spot_img