spot_img
spot_img

Identifican puntos críticos para la protección de las cuencas de agua en Lanco

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

En la localidad de Malalhue, comuna de Lanco, se llevó a cabo una importante reunión con la participación de actores clave del territorio para analizar los puntos críticos definidos en talleres anteriores con la comunidad, relacionados con la protección del recurso hídrico y las cuencas que producen el agua en la zona.

La actividad contó con la participación del Alcalde de Lanco, Juan Rocha, la concejala Mónica Patiño, dirigentes del APR (Agua Potable Rural) de Malalhue, empresas forestales, y propietarios de bosques nativos. En este encuentro se acordaron posibles soluciones para abordar eficazmente los puntos críticos identificados.

Cabe destacar que esta actividad se enmarca en el proyecto «Fortalecimiento de las Mesas Locales de San Luis de Alba, Aylin y La Luma, para la Protección y Restauración de Cuencas Abastecedoras de Agua en las Comunas de Mariquina, Lanco y Paillaco», financiado por el Gobierno Regional de Los Ríos a través del fondo del 8% y ejecutado por la ONG Ambiental Conectar para Conservar, con la colaboración de CONAF, el Municipio de Lanco y la empresa Agrícola Cran Chile. El objetivo principal es generar acuerdos entre el sector público y privado, así como fortalecer las mesas locales para conservar y restaurar las cuencas que abastecen de agua para consumo humano al sector rural de estas comunas.

Según Alfredo Almonacid, director ejecutivo de la ONG Conectar para Conservar, gracias a estos talleres se ha logrado identificar diversos puntos críticos que podrían representar una amenaza para las cuencas forestales que proveen agua para el consumo humano en la comuna de Lanco.

«Por ejemplo, se identificaron espacios a metros del río Leufucade y del pozo de agua del APR de Malalhue, que están siendo utilizados como vertederos irregulares, donde se arrojan desechosde todo tipo, los cuales representan un riesgo de potencial contaminación orgánica y/o química tanto de las aguas superficiales como subterráneas del lugar. Otro punto crítico, es la falta de vegetación de protección en la ribera norte de este afluente. Además, se evidencia la necesidad de contar con más información para comprender la dinámica hídrica del río y de los acuíferos en la región», destacó Almonacid.

A pesar de los desafíos identificados, Almonacid resaltó que estas instancias participativas han permitido definir preliminarmente posibles soluciones y acuerdos para abordar eficazmente los puntos críticos identificados. Se espera que para fines de marzo, cuando se conmemore el Día Mundial del Agua, se alcance un acuerdo público y privado entre los actores de las tres comunas participantes del proyecto, con el objetivo de generar soluciones con un cronograma realista y pertinente para hacer frente a las amenazas que enfrentan las cuencas que proveen agua para consumo humano en Lanco, Mariquina y Paillaco. Estas acciones beneficiarán a más de 629 familias y aproximadamente a 1.570 personas.

En este esfuerzo conjunto, Claudia Bustamante coordinadora del proyecto y de estas mesas territoriales del agua, destaca el rol de la empresa Agrícola Cran Chile como un impulsor de estos procesos desde el sector privado, quienes a través de su Programa de Protección de Cuencas con Comunidades, han logrado la reforestación con fines de restauración de riberas en más de 17 hectáreas y llevar a cabo más de 30 puntos de restauración en terrenos de vecinos en las tres comunas.

spot_img
spot_img

MÁS NOTICIAS

spot_img